Quitar el olor a ajo de las manos

ajos
El ajo es una hortaliza muy utilizada en la cocina, como parte fundamental en las recetas o como aliño. ¡Qué sería del sofrito o de las gambas al ajillo sin este bien de la naturaleza! Es verdad que tiene un sabor fuerte y no a todo el mundo le gusta, pero no conozco a nadie a quien desagrade el regustillo que deja en la comida. Además está demostrado que tiene propiedades muy saludables, por lo que es algo que no debe faltar en nuestra dieta.

A mucha gente no le gusta utilizar el ajo para cocinar porque al cortarlo las manos se impregnan de su aroma y es muy difícil de quitar. Pues bien, a partir de hoy esa ya no será una excusa, porque os voy a dar un truco muy sencillo y que elimina casi por completo el olor.

Aunque este no es el tema de esta entrada, os diré que el cuchillo indicado para laminar el ajo es el denominado cuchillo puntilla, aunque si no lo tenéis a mano tampoco os volvais locos buscando uno, con que sea manejable y esté bien afilado también sirve. Pero si está disponible, ya sabéis el dicho: “cada función tiene su herramienta”.

Cuchillo bajo el grifoBueno, a lo que íbamos. Una vez hayáis terminado con todo el ajo, abrid el grifo y bajo el chorro de agua pasad los dedos por la parte plana de la hoja del cuchillo, frotando. Acordaros que es un instrumento cortante, así que hacedlo con cuidado, y con el filo apuntando hacia afuera de la mano. Comprobaréis que, aunque no se ha ido del todo, el olor prácticamente ha desaparecido.

Realmente no es obligatorio utilizar el cuchillo, si tenéis algún otro utensilio de acero inoxidable a mano se puede utilizar también. Lo importante es frotar los dedos bajo el agua con este material, y como el cuchillo lo tenemos a mano pues no hay que rebuscar más.

Espero que os haya sido útil este consejo. Para mí lo ha sido ;-)

This entry was posted in Trucos en la cocina and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.