Cuchillos de cocina

Juego de cuchillos.
Un regalo típico de bodas o del banco (sí, los hay que todavía los hacen) es un juego de cuchillos de cocina. ¿Y para qué sirve un cuchillo? Pues para cortar, eso está claro. La cosa es que en función de su forma y tamaño, puede ser más recomendable para unos usos u otros. Voy a aprovechar que ha caído este bonito juego en mis manos para mostraros algunos ejemplos.

Si queréis ver las fotos más grandes, no tenéis más que pinchar sobre las imágenes.

Cuchillo de pan

Cuchillo de pan

Cuchillo de pan.

Para cortar el pan en trozos o rodajas tenemos del cuchillo de pan. Se distingue fácilmente por sus dientes de sierra y su forma más rectangular. Hay que tener siempre una tabla a mano que nos sirva de base, para no estropear la mesa (ni el cuchillo).

Cuchillo jamonero

Cuchillo jamonero

Cuchillo jamonero.

Con su nombre, no deja mucho lugar a dudas: su uso principal es para cortar el jamón. También se puede utilizar para el loncheado de otros productos, pero siempre con el cuidado de que no toque con la tabla. Su filo es muy frágil y se puede mellar fácilmente. Es importante tener una chaira a mano para corregirlo de vez en cuando.

Cuchillo cebollero

Cuchillo cebollero

Cuchillo cebollero.

Ahora diréis: “Este es fácil: ¡para picar cebolla!”. Pues sí, cebolla, pimiento y todo lo que se os ocurra en ese sentido. En este caso es importante que la punta sea curvada (el de la foto no es el mejor ejemplo, los hay más curvados). Si el cuchillo es curvado se desliza por la tabla en vez de tener que subirlo y bajarlo, con lo cual se ahorra tiempo y esfuerzo.

Cuchillo deshuesador

Cuchillo deshuesador

Cuchillo deshuesador.

Para deshuesar. Si os fijáis, este cuchillo tiene la punta más afilada, pues es necesario que se hienda bien en la carne. Así se introduce mejor y facilita la acción de separar carne y hueso.

Cuchillo puntilla

Cuchillo puntilla

Cuchillo puntilla.

Este se puede decir que es el multiusos, puesto que es pequeño y manejable. Ya os hablé en otra entrada de que es el más recomendado para pelar ajos, pero en general es muy socorrido si no tenéis otra herramienta a mano más apropiada.

—————————————————————————————————————————-

Recordad: un cuchillo siempre tiene que estar bien afilado, para que sea el filo el que corte y no la presión que se pueda hacer sobre él. Con un cuchillo mal afilado es mucho más fácil que lo que acabe con un corte sea tu mano, pues a mayor fuerza aplicada menor control se tiene sobre ella.

 

This entry was posted in Curiosidades, Trucos en la cocina and tagged , , . Bookmark the permalink.

One Response to Cuchillos de cocina

  1. avatar Juan says:

    Parece tontería pero no lo es. Me gusta este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>